Reacciones adversas

Las reacciones adversas son frecuentes y pueden ser graves. Se relacionan a las altas dosis, el mecanismo de acción o su afinidad por determinados tejidos (diente, hueso, hígado, riñón).
- Fototoxicidad. Descrita para algunas de las drogas de la familia. Prece ser debida a la acumulación de éstas en la piel.
- Alteraciones hepáticas de diferente severidad, especialmente en pacientes con insuficiencia renal o si se administran dosis elevadas.
-A nivel de tejido óseo y dientes. Se describen decoloración e hipoplasia del esmalte dentario y en prematuros depresión del crecimiento esquelético, probablemente debido a la capacidad de las tetraciclinas de unirse al calcio. Por lo descrito no deben usarse en la embarazada ni en el niño hasta los 8 años y porque además pueden causar catarata congénita y sindrome de hipertensión endocraneana en el niño.
- Agravan una insuficiencia renal preexistente. Excepto la doxiciclina, las tetraciclinas son antianabólicas, estando contraindicadas en la insuficiencia renal.
- Otros efectos adversos: reacciones de hipersensibilidad, son raras e incluyen: anafilaxia, urticaria, edema periorbital, rash morbiliforme, eritema multiforme y en caso de infección por espiroquetas, reacción de Jarisch Herxheimer; alteraciones gastrointestinales: náuseas, vómitos, anorexia, diarrea, epigastralgia, ulceración esofágica; vértigo, con el uso de minociclina, que es reversible; sindrome seudolúpico, asociado a la minociclina; discracias sanguíneas; flebitis cuando se administra i.v.; sobreinfección por Candida spp. u otros microorganismos, colitis pseudomembranosa.