TENIASIS POR Taenia saginata.

Revisión de casos estudiados en el período 1985-98.

 

Objetivo

Material y método

Resultados

Conclusiones

Resumen

Bibliografía

 T.saginata es un platelminto de la clase Cestoda, cuyos adultos se desarrollan en el intestino del ser humano que actúa como único huésped definitivo, y los estadios larvarios o cisticercos en los tejidos de los animales vacunos.

Se trata de una zoonosis parasitaria cosmopolita, cuyas tasas de prevalencia varían en función de diversos factores socio-económicos y culturales. El comportamiento humano resulta fundamental para su persistencia, ya que la contaminación con heces humanas de los terrenos posibilita la infección de los animales, y el hábito de ingerir carne cruda de vacunos cierra el ciclo permitiendo la infección humana por tenias adultas.

En Uruguay las cifras de prevalencia observadas en los distintos trabajos no expresan la realidad ya que se trata de servicios de consulta especializada. Osimani(1) en 1963 en una muestra de la ciudad de Montevideo que consultó en el Instituto de Higiene halla 2,8%, similar al 2,5% publicado por Ceruzzi(2) en 1972. Zanetta(3) en 1981 obtiene 8,8% en población infantil derivada a Policlínica de Enfermedades Parasitarias.

 

OBJETIVO

 El objetivo de la presente comunicación es hacer una revisión actualizada de todos los casos de teniasis por T.saginata que se han diagnosticado en el Departamento de Parasitología en el período comprendido entre los años 1985 y 1998. Se incluyen además los casos procedentes de otros centros especializados, y se analizan en su conjunto. Esta revisión de casos nos permitirá conocer algunos aspectos epidemiológicos y clínicos de la teniasis en nuestro país.


MATERIAL Y METODO

Se revisaron todas las historias clínicas de pacientes que concurrieron a la Policlínica de Enfermedades Parasitarias (luego Policlínica de Enteroparasitosis) del Instituto de Higiene entre 1985 y 1998; a la Policlínica Parasitológica del Hospital Pasteur (1988-98), así como población mutual derivada a Policlínica de Parasitología de Médica Uruguaya (1988-98). Se seleccionaron las que correspondían a pacientes con teniasis por T.saginata, ingresándose las variables a considerar en una base de datos (Epi Info 5.0).

El diagnóstico se realizó en todos los casos por el estudio de los proglótides grávidos expulsados por el paciente, observándolos a simple vista, comprimidos entre dos portaobjetos de vidrio. En muchos casos además se hallaron huevos microscópicamente en el Examen Coproparasitario o en la Espátula Adhesiva.

A todos los pacientes se les realizó indicación terapéutica, empleando distintos fármacos: hasta 1986 NICLOSAMIDA, 2 grs en dosis única, y posteriormente PRAZIQUANTEL a la dosis de 5-10 mgr/k en una única administración.

Se establecieron los criterios de curación, que para Niclosamida consistía en la comprobación de la expulsión del escólex, y en el caso del Praziquantel controles con coproparasitario negativos hasta los 3 meses posteriores al tratamiento.



RESULTADOS

En muchos casos, una vez indicado el tratamiento, el paciente no regresó para certificar su curación.  Durante el período citado se diagnosticó un total de 197 pacientes con teniasis por T.saginata. La edad de los pacientes varió entre 4 y 80 años, con una media de 33,7 (TABLA 1). La distribución por sexos se observa en el GRÁFICO 2. El análisis de las principales manifestaciones clínicas se presenta en el CUADRO 3.

Como factores predisponentes para la adquisición de la teniasis por T.saginata se consideran: el hábito de ingestión de carne cruda o mal cocida que se presentó en el 94% de los pacientes (156/166), y las anomalías de la masticación que se observó en el 75% de los individuos (87/115) en los que este dato había sido interrogado, y que puede tener diversas causas, por ejemplo: falta de piezas dentarias, ansiedad, respiración bucal por obstrucción nasal alérgica, etc. En relación con el carnivorismo, señalamos que se trata de carne adquirida en carnicerías, y no proveniente de faena doméstica, lo que permite suponer que existe un subdiagnóstico en animales, que posibilita que lleguen al consumo humano carnes parasitadas. 

El tiempo de evolución en relación con la eliminación de segmentos grávidos al momento de la consulta osciló entre 4 días y 14 años, resultando que el 40% de la población considerada hacía más de un año que los expulsaba. Esto podría estar vinculado con sentimientos de pudor debido a la eliminación incluso espontánea de proglótides a través del ano, que favorece manifestaciones psicosomáticas (vergüenza, rechazo) y puede llevar a que se oculte la parasitosis (4).

 90 pacientes declararon haber sido tratados previamente para combatir la teniasis, en forma no exitosa. En su mayoría reconocían haber recibido únicamente derivados benzoimidazólicos (Mebendazol 70%), pero también asociaciones de fármacos, así como preparaciones homeopáticas. Esto habla del desconocimiento por gran parte del cuerpo médico nacional del tratamiento adecuado para esta parasitosis. Hasta hace pocos años se sumaban también las dificultades en la obtención de los medicamentos adecuados que no se hallaban disponibles en nuestro país, debiendo los pacientes desplazarse a países limítrofes para adquirir las drogas.

 De la población considerada 26  (13%) fueron tratados con Niclosamida y 171 (87%) con Praziquantel. En el caso de los pacientes tratados con Niclosamida el control consistía en la recolección de todas las materias emitidas post ingesta de purgante: el hallazgo del escólex en esta oportunidad certificaba la curación.  Desde 1986 utilizamos Praziquantel, droga que presenta mayor eficacia, mejor tolerancia y mayor facilidad de manejo terapéutico, al no necesitar dietas especiales, ni la utilización de purgantes salinos. Con Praziquantel no se busca el escólex ya que se expulsan los segmentos completamente deteriorados con las heces: es necesario realizar controles con coproparasitarios seriados buscando huevos de Tenia (hasta 3 meses después del tratamiento) (5). El seguimiento postratamiento pudo realizarse únicamente en 103 (52%) pacientes, cumpliéndose con los requerimientos establecidos como criterio de curación solamente en 51 individuos. Acerca del resto, podemos solo presumir el éxito terapéutico ya que no han vuelto a consultar.

 

CONCLUSIONES

* La teniasis por T.saginata persiste existiendo como infección en el Uruguay.

* No existe diferencia significativa en cuanto a la distribución por sexos.

* Se observa con mayor frecuencia en adultos, que consultan por expulsión de segmentos por el intestino.

* La sintomatología principal consiste en dolor abdominal, nerviosismo y cefaleas.

* Permanece subdiagnosticada en los animales, por lo que las carnes de bovinos deben ingerirse bien cocidas.

* Continúa existiendo defecación a cielo abierto por la población.

* Se ignora prevalencia real, ya que en realidad nuestros datos corresponden a incidencia.

 

 

RESUMEN

   La teniasis por T.saginata es una zoonosis parasitaria de distribución universal cuya incidencia varía en distintas regiones de acuerdo a diferencias en los hábitos de comportamiento de las poblaciones. Se revisaron las historias clínicas de 197 pacientes con diagnóstico confirmado de teniasis por T.saginata, atendidos entre 1985 y 1998 con la finalidad de conocer algunos aspectos epidemiológicos y clínicos acerca de esta afección en nuestro país, así como resaltar cuales son los únicos tratamientos válidos para combatirla.

De las historias revisadas surge que 65% de los pacientes correspondieron al sexo femenino, con un promedio de edad de 33 años. Es poco frecuente en niños preescolares, siendo el grupo etario más afectado el de 11 a 20 años, descendiendo luego progresivamente. En todos los casos el motivo de consulta es la expulsión de segmentos grávidos por el intestino, o la visualización de los mismos en las materias fecales. Carece de una sintomatología patognomónica, aunque se destaca la presencia de dolor abdominal, nerviosismo y cefaleas. El hábito de ingestión de carne bovina cruda o mal cocida está presente en el 94% de los pacientes. 40% de los pacientes hacía más de un año que expulsaban segmentos al momento de la consulta en un servicio especializado, registrándose en muchos casos los tratamientos previos inexitosos con otros fármacos. A todos los pacientes se les indicó el tratamiento a realizar con Niclosamida o con Praziquantel. Solo en 51 pacientes pudo certificarse la curación mientras que en el resto los estudios fueron incompletos por no haber regresado para suficientes controles posteriores. Por lo expuesto, podemos afirmar que la teniasis por T.saginata persiste existiendo como infección en el Uruguay, que continúa existiendo defecación a cielo abierto por la población que mantiene la infección en los animales, y que seguramente permanece subdiagnosticada en bovinos.

 

 

BIBLIOGRAFIA

   1. Osimani, J.J. Parasitosis intestinales en la ciudad de Montevideo. Rev.Urug.de Patol.Clín. , 1 (1): 51-64,1963.

  2. Ceruzzi-Romeo, O.; Franca-Rodríguez, M.E.; Calegari, A.M. A propósito de 2 casos de teniasis múltiple por Taenia saginata. Rev.Urug.Patol.Clín y Microbiol. 10 (1-2): 45, 1972.

  3. Zanetta, E., Tenzer, R.; Acuña, A.; Calcagno, M. Enteroparasitosis en el niño. Experiencia en la Policlínica de Enfermedades Parasitarias del Instituto de Higiene de Montevideo. Arch.Ped.Uruguay, 52 (1-2): 3-14, 1981.

  4.Rugiero,E.; Noemí, I. Teniasis. En: Atías, A. Parasitología Médica.Ed.Mediterráneo, Santiago, Chile.1997.

5. Botero, D.; Restrepo, M. Parasitosis humanas. Corporación para investigaciones biológicas, Medellín, Colombia. 3a.ed. 1998.