NEUMONÍA AGUDA COMUNITARIA DE EVOLUCIÓN FAVORABLE
 

 Paciente de 72 Años, sexo femenino, no fumadora ni alcoholista, sin antecedentes patológicos, que ingresó al sanatorio con diagnóstico de neumonía aguda.

          En el examen físico se encontró submatidez en base de hemitórax izquierdo y un extenso foco de estertores subcrepitantes en ese mismo hemotórax.

          Leucocitosis 21.000/mm3, VES 67 mm. Glucemia y azoemia normales.

          Se obtuvieron muestras para estudio bacteriológico de esputo y hemocultivos (2), después de lo cual se inició tratamiento empírico con ceftriaxona y claritromicina.

La radiografía de tórax (2/VIII) (fig. 1 y fig. 2) mostró a izquierda un infiltrado paracardíaco y la ocupación del fondo de saco costodiafragmático. En la zona paracardíaca derecha había otro foco infiltrativo más pequeño. En el perfil se veía a nivel del fondo de saco posterior una opacidad densa compatible con un derrame pleural.

 

 

EVOLUCIÓN

La evolución clínica fue favorable, los síntomas fueron desapareciendo, la fiebre descendió y 5 días después la leucocitosis era de 13.000/mm3. Sin embargo en la radiografía de control del 9/VIII (fig. 3 y fig. 4) la opacidad izquierda era más extensa y se había agregado derrame pleural derecho.

Se continuó con el mismo plan de antibióticos, obteniendo la enferma una rápida mejoría y el alta sanatorial a los 8 días del ingreso. Completó la antibioterapia en domicilio.

Los estudios bacteriológicos fueron negativos, por lo que no se conoció la etiología de su afección respiratoria.

 

 

COMENTARIO

Se interpretó el cuadro como correspondiente a una neumonía comunitaria bilateral con derrames paraneumónicos. Seguramente la etiología fue neumocócica, por ser la causa más frecuente, el alto nivel de la leucocitos y la frecuencia con que observamos que la neumonía por ese germen se acompaña de derrame pleural paraneumónico o se complica con empiema.

Conociendo que en nuestro medio neumococo es sensible a penicilina y ceftraxona, se resolvió no cambiar el plan terapéutico, a pesar de la aparente peoría, si nos atenemos sólo a la radiología.

La mejoría subjetiva, el descenso de la temperatura y de la leucocitosis, fueron elementos de gran utilidad para valorar la mejoría de la enferma. La imagen radiológica demora mucho más tiempo en resolverse y puede no normalizarse  hasta después de 1 mes.

 

RADIOGRAFIAS

Figura 1


 

Figura 2


 

Figura 3


 

Figura 4