Mujer joven con SIDA, fiebre y distensión abdominal.

Autor: Dr. Anibal Dutra

 

Ficha patronímica | Antecedentes personales | Motivo de consulta | Enfermedad actual

Examen físico | Examenes paraclínicos | Evolución | Conclusiones| Tomografía de abdomen

 

Ficha patronímica.

Paciente de 22 años, sexo femenino, procedente de Montevideo, artesana. 

 

Antecedentes personales.

Serología positiva para el VIH conocida desde 1993. último estudio realizado de poblaciones lifocitarias reveló un nivel de linfocitos CD4 de 157 cel/mm3.

 

Motivo de consulta.

Fiebre y distensión abdominal

 

Enfermedad actual.

 Fue internada en el Servicio de Enfermedades Infecto-Contagiosas (SEIC) en mayo 1995 por un cuadro febril de 3 semanas de evolución acompañado de dolor abdominal tipo cólico que fue en aumento, anorexia y decaimiento. Sudoración nocturna desde el inicio del cuadro.

 

Examen físico.

Paciente con regular estado general, adelgazada. Palidez cutáneo mucosa. Abdomen distendido, palpándose una tumoración paraumblical dolorosa. Ausencia de adenomegalias periféricas. 
El resto de la exploración fue normal.

 

Examenes paraclínicos.

  • Hemoglobina 9,9 g %, GB 5.800/mm3, PMN 76%, L 18%. 
  • VES 135 mm. 
  • Radiografía de tórax normal.
  • Ecografía y tomografía abdominales: Esplenomegalia homogénea grado I y conglomerados adenopáticos peripancreáticos y pericavoaórticos desde el tronco celíaco a la bifurcación aórtica con desplazamiento de la vena renal izquierda y vasos mesentéricos hacia adelante. Asas intestinales comprimidas y desplazadas hacia la pared anterior del abdomen (ver imagen tomográfica).

  Tomografía de abdomen.

 

 

Evolución.

 Por la forma rápida en que evolucionó la sintomatología, la primera sospecha diagnóstica fue de linfoma no hodgkiniano de alto grado de malignidad. Se practicó biopsia de médula ósea (BMO) y antes de obtener su resultado la paciente fue sometida a una laparotomía con el fin de biopsiar las  adenopatías para su estudio. Al seccionar los ganglios extirpados el aspecto macroscópico fue de adenopatías caseosas. El estudio anatomopatológico del material de ambas biopsias  puso de manifiesto granulomas gigantocelulares y la tinción con Ziehl-Nielsen mostró la presencia de BAAR. Por cultivo se identificaron bacilos de Koch. 

Con el resultado del estudio microbiológico al directo se decidió realizar plan antituberculoso con isoniazida, rifampicina, pirazinamida y etambutol a las dosis habituales recomendadas por la CHLA, obteniéndose mejoría clínica y tomográfica. 

 

Conclusiones.

 Este es el caso de una paciente inmunodeprimida por el VIH en estadío SIDA, con  una presentación atípica de tuberculosis donde se quiere destacar el valor diagnóstico de la BMO. En esta enferma se podía haber prescindido de la laparotomía si se hubiera esperado el resultado del estudio histológico y microbiológico de la médula. 

En enfermos inmunodeprimidos por el VIH es frecuente la tuberculosis extrapulmonar, especialmente ganglionar, la que puede acompañarse o no de lesiones pulmonares. La diseminación del bacilo, favorecida por la falta de respuesta inmune, hace que se lo pueda aislar de muestras de médula ósea,  hígado y  sangre. Recientemente la CHLA puso en práctica la técnica para hemocultivar Mycobacterium sp. que, de ser positiva, evita otras más agresivas. En esta paciente no fue realizada pues en 1993 aun no se efectuaba. 

 volver a tope de página